Opel confirma la confianza en la planta de Figueruelas

El presidente y consejero delegado de General Motors Europe, Nick Reilly, aseguró este jueves que la continuidad de la planta de producción que la compañía posee en Figueruelas (Zaragoza) está garantizada y reiteró la confianza de la corporación en la factoría española.

Reilly, que hizo estas declaraciones en una rueda de prensa en la que anunció el cierre de la factoría de Amberes (Bélgica), previsto para mediados de este año, resaltó que la planta de Figueruelas está dentro de los planes de la empresa para Europa, aunque indicó que tienen que definir los detalles de futuro de esta instalación.

En este sentido, afirmó que desde la compañía se reunirán con representantes del Gobierno español y del Ejecutivo aragonés para detallar los planes de la corporación automovilística para esta planta. El plan de General Motors para la factoría española contempla un máximo de 900 bajas.

El plan de General Motors también se compromete a seguir adelante con los compromisos en materia de adjudicación de nuevos modelos y mantendrá las dos actuales líneas de producción. La instalación zaragozana inició a principios de este año la fabricación de la nueva generación del Meriva.

AMBERES.

Por otro lado, el máximo responsable de General Motors en Europa señaló que la intención de la empresa es cerrar la planta belga a mediados de año y apuntó que la empresa prefiere vender los terrenos a un nuevo inversor, antes que alquilarlos.

El máximo responsable del grupo automovilístico en Europa afirmó que la decisión de cerrar la planta de Amberes se orienta a asegurar la viabilidad de la empresa y se ha producido después de analizar los efectos, así como el tipo de productos que se fabrican en esta factoría.

En este sentido, destacó que la planta seguirá trabajando con un ritmo de producción “normal” y afirmó que esta fábrica tiene “un grupo de personas muy responsable” que cumplirá con sus responsabilidades, a pesar de haber conocido la noticia del cierre.

NO MAS CIERRES.

Además, Reilly señaló que la compañía no tiene, “por el momento” previsto anunciar el cierre de nuevas plantas de producción de Opel o Vauxhall y aseguró que el plan de reestructuración de la compañía contempla el recorte de unos 8.300 empleos en Europa, de los que 4.000 trabajadores procederán de Alemania.

En este sentido, el presidente de GM Europa destacó que están negociando con diferentes gobiernos sobre la financiación del plan de reorganización de la empresa en Europa, mediante lo que la empresa espera recibir unos 2.700 millones de euros. Además, apuntó que la matriz estadounidense ha contribuido hasta el momento con 600 millones al proceso de reinvención de Opel y tendrá que seguir haciéndolo hasta que se asegure una financiación

FUENTE: EUROPA PRESS

Preguntas frecuentes | Contáctanos | Aviso legal | Política de privacidad | Cookies | Herramientas de SEO

© BINT